hilo navegacion-->NO

Cómo detectar una avería

COR Centro de Operaciones de Red, Madrid

 

El servicio de distribución puede verse afectado, de manera excepcional, por cortes de suministro imprevistos. Las averías se producen por incidencias, cuyo origen puede ser diverso: en las centrales de generación, en la red de transporte o distribución, o en la propia instalación del cliente.
 

Para resolver con mayor rapidez cualquier avería, hay que detectar si se ha producido en la instalación del cliente o en la de la empresa distribuidora.

 

Comprobaciones iniciales

Localización averías

INTERRUPTOR DE CONTROL DE POTENCIA (ICP)
Se encuentra junto al Cuadro General de Mando y Protección. Es el encargado de controlar y limitar la potencia contratada. Si la suma de las potencias conectadas simultáneamente sobrepasa a la contratada, este dispositivo actuará dejando sin servicio la instalación particular.
 

INTERRUPTOR GENERAL AUTOMÁTICO (IGA)
Protege de sobrecargas y cortocircuitos la instalación completa de la vivienda. Se trata de un elemento de reciente incorporación.
 

INTERRUPTOR DIFERENCIAL (ID)
Protege y desconecta la instalación eléctrica de forma rápida cuando existe una derivación a tierra, protegiendo a las personas.
 

PEQUEÑOS INTERRUPTORES AUTOMÁTICOS (PIAs)
Protegen de los incidentes producidos por los cortocircuitos y sobrecargas en cada uno de los circuitos interiores (iluminación, calefacción, electrodomésticos, etc.).
El número de PIAs dependerá del grado de electrificación o de la complejidad de la instalación eléctrica de la vivienda o local.
 

1.    Una vez identificados los componentes, si se encuentra algún elemento del cuadro bajado, debe subirse.

  • Si no vuelve a saltar ningún dispositivo, el problema está solucionado.
  • Si por el contrario, algún dispositivo vuelve a bajarse, deben continuar las comprobaciones.

 

2.    Desconectar o bajar todos los elementos: el ICP (limitador), el Interruptor General (IGA), el Diferencial y los PIAs.

A continuación hay que conectar el Interruptor de Control de Potencia (ICP). Si teniendo todo desconectado todavía se dispara, hay que llamar al 900 333 999.

  • Si no se dispara el ICP, hay que conectar el Interruptor General Automático (IGA). Si éste se dispara significa que existe una avería en algún punto de la instalación, por lo que será necesario llamar a un instalador electricista autorizado.
  • Si no se dispara el IGA, conectar a continuación el Interruptor Diferencial (ID). Si éste se dispara significa que existe una avería por derivación en la instalación y también será necesario ponerse en contacto con un instalador electricista autorizado.
  • Si no se dispara el ID, conectar los Pequeños Interruptores Automáticos (PIA) uno a uno. Si se dispara algún PIA significa que existe una avería en el circuito correspondiente, y también será necesario ponerse en contacto con un instalador electricista autorizado.
  • Si no se dispara ningún PIA, se pueden conectar los receptores (luz, electrodomésticos, caldera,…) uno a uno hasta localizar la avería. Si al conectar un receptor se desconecta el PIA, significa que el receptor está averiado y debe ser reparado.
  • Si aún así no se localiza la avería, hay que ponerse en contacto con un instalador particular.

Generalmente, cuando en una vivienda está todo conectado y salta el ICP, se debe a que la potencia demandada por los equipos eléctricos es mayor que la potencia contratada.

Una solución temporal es desconectar algunos aparatos para reducir la potencia demandada para evitar que salte el ICP. Para poder conectar todos los aparatos de forma simultánea, será necesario solicitar el aumento de la potencia contratada a través de un Comercializador.

Cómo actuar

Una avería en la red debe comunicarse a través del teléfono 900 333 999 en el mismo momento en que se detecte:

  • Una zona sin servicio.
  • Un edificio parcial o totalmente sin servicio.
  • Incidencias en instalaciones eléctricas o cualquier otra situación que entrañe peligro.

En el momento en que una avería es detectada (bien por los sistemas propios de la compañía, bien por la comunicación de los clientes), se pone en marcha un dispositivo para recuperar el servicio lo antes posible.

Una vez que el equipo de mantenimiento llega al lugar de la avería, evalúa el problema y estima el tiempo que tardará en resolverla. De hecho, si la configuración de la red lo permite, se restablecerá el servicio a través de otras subestaciones, líneas o centros de transformación que no están afectados por la avería antes de iniciar su reparación, para que los clientes tengan suministro durante la misma.
 

En situaciones de emergencia por causas atmosféricas, nuestra compañía trabaja en coordinación con otros servicios de emergencia que establecerán los protocolos pertinentes para cada situación.
 

Consejos

Ante un apagón, se recomienda seguir los siguientes consejos:

  • Es conveniente tener disponibles linternas y pilas de repuesto, evitando el uso de velas para reducir el riesgo de incendio.
  • No abrir el frigorífico ni el congelador, para conservar el frío y preservar los alimentos.
  • Para evitar que se estropeen los aparatos cuando vuelva el servicio, conviene desenchufarlos hasta que éste se reponga.
  • Por seguridad, no tocar el cuadro eléctrico ni accionar cualquiera de sus mecanismos con las manos mojadas o húmedas.