hilo navegacion-->NO

Conexión a las redes del distribuidor

El acceso y la conexión a las redes de distribución vienen definidos por la Ley 54/1997, de 27 de noviembre, del Sector Eléctrico, y los Reales Decretos 1955/2000, de 1 de diciembre, y el 661/2007, de 25 de mayo.

Derecho de acceso a la red de distribución

Redes del distribuidor

Tendrán derecho de acceso a la red de distribución los productores, los autoproductores, los distribuidores, los comercializadores, los agentes externos y los consumidores cualificados.

El derecho de acceso de los distribuidores a las redes de otros distribuidores quedará limitado a los ya existentes y a los casos en que sea preciso un aumento de la capacidad de interconexión, con objeto de atender el crecimiento de la demanda de su zona y con arreglo al criterio del mínimo coste para el sistema.

 

Para poder solicitar el acceso a las redes de distribución se habrá de disponer previamente de punto de conexión en las condiciones técnicas establecidas reglamentariamente.

Este derecho sólo podrá ser restringido por la falta de capacidad necesaria, bajo criterios de seguridad, regularidad o calidad de los suministros.

Procedimiento de conexión y acceso a la red de distribución

Los agentes que deseen establecer la conexión directa de una nueva instalación a la red de distribución, o deseen realizar una ampliación de la potencia y condiciones declaradas en instalaciones existentes ya conectadas a dicha red, lo solicitarán al gestor de la red de distribución de la zona. Esta solicitud contendrá la información necesaria para la realización de los estudios, por parte del gestor de la red de distribución de la zona, para establecer la existencia de capacidad.

La evaluación de la capacidad de acceso y la definición de los eventuales refuerzos tendrán en cuenta los criterios de seguridad y funcionamiento de la red de distribución de la zona y los planes de desarrollo de dicha red. Cuando no se disponga de capacidad suficiente para cumplir las condiciones expresadas por el usuario de acuerdo con las condiciones de funcionamiento y seguridad de la red, el gestor de la red de distribución de la zona podrá denegar la solicitud. Esta denegación deberá quedar suficientemente justificada y contendrá propuestas alternativas de acceso en otro punto de conexión o de realización, si ello fuera posible, de los refuerzos necesarios en la red de distribución de la zona para eliminar la restricción de acceso.

En aquellos casos en que se susciten conflictos en relación con el procedimiento de conexión a la red, dichos conflictos se someterán a la resolución del órgano competente (habitualmente la Dirección General de Industria de las CCAA).

En aquellos casos en que se susciten conflictos en relación con el procedimiento de acceso a la red, dichos conflictos se someterán a la resolución de la Comisión Nacional de Energía.

 

Acceso a la red de distribución de consumidores y generadores con influencia en la red de transporte

Los gestores de la red de distribución remitirán al operador del sistema y gestor de la red de transporte aquellas solicitudes de acceso a la red de distribución de nuevas instalaciones que puedan constituir un incremento significativo de los flujos de energía en los nudos de conexión de la red de distribución a la red de transporte o que puedan afectar a la seguridad y calidad del servicio.

 

Limitaciones a la utilización del acceso a la red de distribución

La concesión del acceso supone el derecho de utilización de la red por parte de los usuarios. No obstante, el citado acceso podrá restringirse temporalmente para garantizar el cumplimiento de los criterios de seguridad y fiabilidad establecidos para la operación y mantenimiento de las redes de distribución.

 

Condiciones y plazos para el acceso al mercado

  • Tener instalado el contador y el Interruptor de Control de Potencia (ICP) reglamentarios.
  • Tener firmado un contrato con un comercializador.
  • Si no es preciso realizar actuación sobre las instalaciones:

- Si la facturación es bimestral se puede elegir entre 15 días después de la solicitud o cuando se realice la lectura. Se comunica directamente al comercializador.
- Si la facturación es mensual el paso al mercado se realiza cuando corresponda según el ciclo de lectura

  • Si es preciso realizar actuaciones, el paso se produce cuando:

- Se realicen las mismas (en los plazos establecidos normalmente 5 días)
- Estos plazos se aplican para el cambio de comercializador 
 

Conexión a las redes del distribuidor

 

El punto ya existe

El punto de suministro ya existe y está siendo suministrado (existen facturas a disposición del consumidor o empresa) o existe pero lleva tiempo sin ser suministrado.

  • En este caso el consumidor, debe subrogarse en el contrato del anterior usuario.
  • Si NO incrementa potencia, NO debe pagar derechos de acceso a la red, puesto que ya está conectado.
  • NO deberá pagar derechos de extensión puesto que ya está conectado.
  • Anote la medición que marca el contador en el momento de entrada al inmueble y comuníquela a la empresa distribuidora.

Atención: Dependiendo de cuánto tiempo lleve sin suministro, pueden haber caducado los derechos de extensión (en suministros domésticos 3 años).

 

Derechos de acceso:

Se pagan al contratar un nuevo suministro o en la ampliación de potencia de uno ya existente. Los paga el contratante (normalmente el consumidor)

Otros conceptos que pueden aplicar:

  • Derechos de supervisión de instalaciones cedidas
  • Derechos de enganche
  • Derechos de verificación
  • Derechos por actuaciones en los equipos de medida y control
     

El punto no existe

El punto de suministro no existe.

Al dar de alta un nuevo suministro ha de pagarse los derechos de acometida que son una contraprestación económica que incluye varios conceptos

  • Se debe solicitar acceso a la red.
  • Se deben abonar los correspondientes derechos de acceso y extensión (1) y realizar la correspondiente acometida
     

(1) Derechos de extensión:

Se pagan al solicitar nuevos suministros. Los abona el solicitante (normalmente el promotor).

Criterios para la determinación de los derechos de extensión

  • Suelo urbanizado con condición solar: la empresa distribuidora está obligada a realizar la instalación eléctrica:

- Suministros en baja tensión -> Pot. Máx. 100kW

- Suministros en alta tensión -> Pot Máx. 250kW

  • Suelo urbanizado sin condición de solar: infraestructura eléctrica a costa del propietario.
  • Suelo no urbanizado: infraestructura eléctrica a costa del propietario incluyendo las instalaciones de conexión a la red de distribución existente y los refuerzos.

 

Derechos de acceso:

Se pagan al contratar un nuevo suministro o en la ampliación de potencia de uno ya existente. Los paga el contratante (normalmente el consumidor)

 

Otros conceptos que pueden aplicar

  • Derechos de supervisión de instalaciones cedidas
  • Derechos de enganche
  • Derechos de verificación
  • Derechos por actuaciones en los equipos de medida y control
     

Autoconsumo

El Real Decreto 1699/2011, de 18 de noviembre, por el que se regula la conexión a red de instalaciones de producción de energía eléctrica de pequeña potencia, establece en su disposición adicional segunda la obligación de regular el suministro de la energía eléctrica producida en el interior de la red de un consumidor para su propio consumo.

Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, por el que se transponen directivas en materia de mercados interiores de electricidad y gas y en materia de comunicaciones electrónicas, y por el que se adoptan medidas para la corrección de las desviaciones por desajustes entre los costes e ingresos de los sectores eléctrico y gasista, modificó las definiciones de los sujetos productor y consumidor previstos en el artículo 9 de la Ley 54/1997, de 27 de noviembre, del sector eléctrico, para habilitar al Gobierno a establecer para determinados consumidores modalidades singulares de suministro para fomentar la producción individual de energía eléctrica destinada al consumo en la misma ubicación, detallando el régimen de derechos y obligaciones que de ellas resulten.

El Real Decreto-ley 9/2013, de 12 de julio, por el que se adoptan medidas urgentes para garantizar la estabilidad financiera del sistema eléctrico, creó en el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, el Registro de autoconsumo para el adecuado seguimiento de los consumidores acogidos a modalidades de suministro con autoconsumo y aquellos otros asociados a instalaciones de producción que estén conectadas en el interior de su red o a través de una línea directa, que contendrá la información relativa a los consumidores y sus instalaciones asociadas.

Finalmente la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, en relación con el autoconsumo, tiene por finalidad garantizar un desarrollo ordenado de la actividad, compatible con la necesidad de garantizar la sostenibilidad técnica y económica del sistema eléctrico en su conjunto. En este sentido, el articulado de dicha ley establece la obligación de las instalaciones de autoconsumo de contribuir a la financiación de los costes y servicios del sistema en la misma cuantía que el resto de los consumidores. Transitoriamente, se establecen excepciones para los casos en los que el autoconsumo supone una reducción de costes para el sistema y para las instalaciones existentes de cogeneración. El artículo 9 de la citada Ley 24/2013, de 26 de diciembre define el autoconsumo como el consumo de energía eléctrica proveniente de instalaciones de generación conectadas en el interior de una red de un consumidor o a través de una línea directa de energía eléctrica asociadas a un consumidor y distingue varias modalidades de autoconsumo.

El artículo 9 de la citada Ley 24/2013, de 26 de diciembre define el autoconsumo como el consumo de energía eléctrica proveniente de instalaciones de generación conectadas en el interior de una red de un consumidor o a través de una línea directa de energía eléctrica asociadas a un consumidor y distingue varias modalidades de autoconsumo.

Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica con autoconsumo y de producción con autoconsumo. BOE, Núm. 243, 10 de octubre de 2015.